India inaugura la estatua más alta del mundo, la Estatua de la Unidad

Fue uno de los padres fundadores de India. Viceprimer Ministro, Ministro del Interior y Comandante en Jefe del ejército de su país durante la guerra indo-paquistaní, Vallabhbhai Patel es más conocido como Sardar Patel, o ‘jefe’ Patel en hindú, urdú y persa. Ahora, el Primer Ministro Narendra Modi ha inaugurado en su honor la estatua más grande del mundo.

Coincidiendo con el 143 aniversario de su nacimiento (31 de octubre de 1875), el país al que ayudó a lograr su independencia ha querido homenajearle con una construcción colosal. Mide 182 metros de altura, aunque en total alcanza los 240 si se le suman los 58 metros de la base de la estatua. Está realizada en acero y bañada en bronce y ha costado 290 millones de dólares.

Su construcción ha durado cuatro años, desde que se pusiera la primera piedra el 31 de octubre de 2014, aunque el proyecto lleva en marcha dos años más, que es el tiempo que se ha necesitado en planificar el monumento. La obra también incluye un centro de visitantes para los turistas que se acerquen a visitar la estatua, así como un puente que conecta la isla artificial sobre la que se ha construido con el resto del continente.

No es a gusto de todos

Aunque dos millones de personas firmaron la petición para construir el monumento, no todos los indios están satisfechos con la colosal obra. La población local se queja de que se ha edificado sobre un lugar de gran importancia religiosa ya que Sadhu Bet, localizado al este del país, se llamaba con anterioridad Varata Bawa Tekri en honor a una deidad local.

Además, algunos grupos ecologistas han enviado misivas al gobierno central avisando de que el proyecto comenzó sin ningún tipo de declaración medioambiental de la zona, considerada de interés ecológico.