¿Cómo se detecta el cáncer de ovarios en su comienzo?

Es necesario confiar en las investigaciones y en nuestros médicos si se trata de conocer acerca del cáncer de ovarios

El cáncer de ovarios es uno de los padecimientos más frecuentes en las mujeres, y aunque lamentablemente sigue sin tener cura, los avances en el campo de la ciencia y la medicina nos han permitido conocer un poco más sobre sus causas, posibles medidas de prevención y pasos para un diagnóstico oportuno

Con base a estos avances, es que hemos podido conocer cuáles son los síntomas o señales que muestra la enfermedad en sus primeras etapas para poder detectarla a tiempo y darle el tratamiento adecuado.

Factores de riesgo, descripción de los síntomas y exámenes. Un triángulo de información especialmente pensado para darnos las herramientas que nos lleven a un diagnóstico temprano de la enfermedad.

Factores de riesgo

El factor de riesgo para una enfermedad representa aquellos elementos que se presentan en nuestra cotidianidad y nos predisponen a que suframos una irregularidad en nuestra salud.

Para el cáncer de ovarios, la Sociedad Americana de Clínica Oncológica nos indica una serie de factores de riesgo con los que hay que tener especial atención y cuidado. Estos son:

  • Tener familiares cercanos con antecedentes de cáncer de cualquier tipo.
  • Ser mayor de 60 años.
  • Tener sobrepeso.
  • Las mujeres con ascendencia étnica norteamericana o de Europa del norte, son más propensas a sufrir cáncer de ovarios.
  • Las mujeres que nunca han tenido hijos, son estériles o que nunca han tenido tratamientos anticonceptivos también son más propensas a sufrir la enfermedad.
cáncer de ovarios
Foto: Shutterstock

Síntomas del cáncer de ovarios

Las señales siempre son importantes en cualquier enfermedad, ya que son un indicio de que algo no está funcionando bien en el organismo; y que es preciso asistir a la consulta médica a fin de realizar las evaluaciones pertinentes.

Pero en el caso del cáncer de ovario la cuestión puede presentarse diferente. Esto es debido a dos aspectos; primero, que podría no aparecer ningún síntoma, y segundo que si bien hay señales, ellas pudieran ser motivo de otra enfermedad distinta.

Generalmente el cáncer de ovario presenta distensión abdominal, la cual figura como una hinchazón comúnmente ocasionada por comer en exceso, lo cual puede presentar una confusión en el diagnóstico.

Otro de los signos sería la dificultad para comer, molestias urinarias, cansancio, molestias estomacales, dolor de espalda, menstruaciones atípicas y por último, secreciones vaginales.

Las pruebas o diagnósticos

Lamentablemente, no existen métodos para detectar efectivamente este cáncer hasta que se sospeche su existencia. Es hasta las etapas más avanzadas de la enfermedad, cuando empiezan a aparecer los síntomas.

El examen pélvico abdominal sería la primera evaluación. En ella el especialista examina el útero y sus adyacencias a fin de detectar cambios inusuales. Sin embargo, esta no es una prueba contundente ya que no registra algunos cánceres pequeños.

El siguiente paso sería un ultrasonido transvaginal, el cual consiste en introducir una sonda hasta los ovarios con el fin de rastrear su imagen.

Luego vendría un examen de sangre, en el que se mide una sustancia denominada CA-125. Este indicador, en el caso de encontrarse en niveles muy elevados, pudiera ser una señal de presencia del cáncer de ovarios.

El cáncer de ovarios en su comienzo es difícil de detectar, por lo que es muy importante realizar un chequeo médico general 1 vez al año o en el momento que sientas que tienes una complicación mayor.

Fuente: cancer.org